10 consejos para que tus vacaciones sean productivas (sin trabajar)

vacaciones productivas responsables

El tener vacaciones de la escuela o la oficina no siempre implica que debas pasar esos días sin hacer algo productivo pero sin tener que trabajar nada.

Maestría en Responsabilidad Social

El tener vacaciones de la escuela o la oficina no siempre implica que debas pasar esos días sin hacer algo productivo. Si bien es necesario realizar otro tipo de actividades y olvidarte de las labores cotidianas, puedes aprovechar el tiempo para empezar a pensar en el futuro.

En resumen: Las vacaciones deben ser aprovechadas para hacer algo completamente distinto a lo que hacemos habitualmente: Visitar amigos, convivir más con la familia, hacer aquello para lo que normalmente no tenemos tiempo pero que nos recuerda que vale la pena vivir.

Te presentamos 10 consejos para que esos periodos de vacaciones o de descanso sean algo productivo:

  1. Haz una revisión anual de tus labores. Generalmente las personas esperan al fin del año calendario, pero estas revisiones se pueden hacer en cualquier momento. ¿Qué ha fallado? ¿Qué has aprendido? ¿Qué puedes hacer mejor?
  2. Lee. Entre las labores cotidianas el tiempo para leer es muy poco porque siempre hay algo más que hacer. Aprovecha estos días para iniciar el libro que dejaste sobre la mesa o avanzar en aquello que sólo podías leer en tus mínimos ratos libres.
  3. Revisa tus proyectos. Para esta época del año ya podrás diferencias aquellos que están rindiendo frutos de los que no. Es el momento perfecto para avaluar avances. 
  4. Limpia tu bandeja de entrada de correo electrónico.
  5. Revisa tu presupuesto. Al igual que con la revisión de labores, puedes no esperar a fin de año para hacerlo. Si tienes tiempo de comenzar a planear gastos de los próximos meses, aprovecha el tiempo.
  6. También sería bueno que te tomas un tiempo libre de tu actividad laboral o en línea. Desaparece y no hagas caso a tu celular.
  7. Delinea tu objetivo primordial. Puedes tener muchos proyectos y metas que te gustaría alcanzar, pero debe haber una que supere a todas las demás. Identifícala.
  8. Haz eso que “no es el momento indicado de hacer”, esa actividad que has dejado de lado por mucho tiempo.
  9. Reconstruye tu lugar de trabajo. Si tienes un lugar en casa dedicado a trabajar, sería bueno que te deshagas de esa pila de papeles que ya no sirve o las cosas que te distraen de tus labores.
  10. Haz algo por los demás. Muchas veces el ritmo de vida no nos permite detenernos a agradecer a los demás o “pagar” lo que hacen por nosotros. Ponte en contacto con gente que no has visto, a la que te ayudo e, incluso, haz voluntariado social.

Fuente: Dinero en Imagen