Abbott dona dispositivos a la Fundación Derechos de la Infancia A.C. para ayudar a pequeños con defectos cardíacos congénitos

Abbott dona dispositivos a la Fundación Derechos de la Infancia A.C. para ayudar a pequeños con defectos cardíacos congénitos: Las cardiopatías congénitas (CHD) son problemas del corazón que están presentes al nacer y tienen un gran impacto en la salud de la población infantil, evitando el desarrollo óptimo desde la primera infancia. Lamentablemente, estos defectos no son raros y ocurren en casi 1 de cada 100 recién nacidos.

Abbott dona dispositivos a la Fundación Derechos de la Infancia A.C. para ayudar a pequeños con defectos cardíacos congénitos

Los principales tipos de cardiopatías congénitas están asociadas con válvulas cardíacas o pequeños orificios que provocan que la sangre fluya de manera inadecuada de una cámara cardíaca a otra. Para la mayoría de los bebés, se desconoce la causa; sin embargo, en algunos casos, estos defectos podrían ser causados por problemas con los genes o los cromosomas. Con menos frecuencia, el defecto podría estar relacionado con la salud, las actividades o las enfermedades generales de la madre durante el embarazo.

Maestría en Responsabilidad Social

En todo el mundo, nacen aproximadamente 1.35 millones de bebés cada año con cardiopatía congénita. De este número, alrededor del 25% requiere cirugía durante su primer año de vida. También, 93% de los bebés con este problema no tienen acceso a atención médica oportuna para tratar esta enfermedad.

En este contexto, Abbott se asocia con organizaciones y profesionales de la salud dedicados a brindar a estos niños el mejor tratamiento posible para que tengan la oportunidad de crecer y alcanzar su potencial.

En México, hay entre 18,000 y 20,000 casos nuevos de cardiopatía congénita (CHD) por año. La mayoría de los centros que atienden a estos pacientes son exclusivamente pediátricos y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene una clínica que brinda servicios para todas las edades.

A través de su programa Little Heroes (Pequeños Héroes), Abbott se alía con la Fundación Derechos de la Infancia para beneficiar a 15 niños de bajos recursos que sufren defectos cardíacos congénitos, mediante la donación de 45 dispositivos. Con este programa, Abbott quiere brindarles a estos niños la oportunidad de crecer y alcanzar su máximo potencial porque cada pequeño corazón tiene una gran historia que contar.

Como la compañía mundial de atención médica, Abbott se compromete a salvar las vidas de bebés y niños alrededor del mundo con tecnologías e investigaciones clínicas que salvan vidas. La donación incluye 45 dispositivos que pueden implementarse para el tratamiento de varios defectos cardíacos congénitos.

La Fundación Derechos Infantiles A.C. será responsable de los niños y las familias que recibirán estas donaciones. Es importante destacar que la Fundación trabaja en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, el Hospital Infantil Federico Gómez y el Hospital Regional de Enfermedades Pediátricas en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

“Estamos muy agradecidos de tener un socio como Abbott, una compañía global de atención médica que se preocupa por la comunidad, un compromiso que se ve claramente a través de esfuerzos como su programa Little Heroes (Pequeños Héroes), el cual brinda oportunidades y ayuda a las familias a pensar y construir un futuro con mejor salud y vidas más completas. Algunas de estas familias han estado esperando por mucho tiempo una solución para la enfermedad congénita de sus hijos, y gracias a esta donación tendrán un nuevo comienzo y nuevas posibilidades”

José Luis Aguilar Pineda, Presidente de la Fundación Derechos de la Infancia A.C.

“Un corazón sano es esencial para la buena salud. Como cardiólogo pediatra, Little Heroes (Pequeños Héroes) me da la oportunidad de implementar tecnología innovadora que brinda nuevas esperanzas a las familias mexicanas. Me alegra ser parte de una iniciativa que apoya a los niños con defectos cardíacos congénitos y tiene un impacto en su vida, porque las innovaciones de Abbott tienen un liderazgo incuestionable.”

Dr. Roberto Mijangos, Cardiólogo Pediatra Intervencionista

En Abbott creemos que cada niño merece la oportunidad de tener un futuro más brillante y saludable, gracias a nuestra experiencia cardiovascular e innovaciones trabajamos más duro, para que los niños no pierdan el ritmo de sus vidas. Estamos orgullosos de tener un programa como Little Heroes (Pequeños Héroes) en el que las familias pueden continuar y experimentar un nuevo viaje después de la implementación de una tecnología que cambia la vida de sus hijos. No hay duda de que las posibilidades para la salud humana y el potencial de la vida están abiertas.”

Carlos Hernández, Gerente General del negocio de Estructura Cardiaca en Abbott Mexico