Cisco Systems con la Responsabilidad Social Empresarial desde hace 35 años

Cisco Systems con la Responsabilidad Social Empresarial desde hace 35 años: Cuando celebras un aniversario significativo, no puedes evitar reflexionar sobre el pasado, apreciar el presente y anhelar el futuro. Y me encuentro haciendo exactamente eso, en la celebración del 35º aniversario de Cisco.

Cisco Systems con la Responsabilidad Social Empresarial desde hace 35 años

Mi primer cargo en la empresa (hace unos 30 años) fue fundar conjuntamente la organización de Desarrollo de Negocios. Incluso en sus primeros días, Cisco estaba totalmente comprometido a resolver problemas, conectar personas y ofrecer resultados positivos, comenzando en nuestro propio patio trasero. Recuerdo que los empleados de nuestra primera oficina en East Palo Alto fueron capaces de saltar una cerca para llevar equipo de IT a una escuela necesitada en nuestros alrededores. Lo que comenzó en ese entonces como un deseo de retribuir a la comunidad local, se convertiría en un compromiso profundo y duradero con la responsabilidad social corporativa (CSR, por sus siglas en inglés), uno que se integra en la estrategia comercial de Cisco y es fundamental para nuestro propósito, cultura y la forma cómo invertimos.

Maestría en Responsabilidad Social (presencial y en línea)

Mientras trabajaba en Desarrollo de Negocios para construir asociaciones con otras compañías de tecnología, se hizo bastante claro que había una gran demanda por la experiencia en redes de Cisco en nuestra base de clientes y socios de negocios (partners) pero no alcanzaba el suministro. La adquisición de talento se volvió competitiva. Tanto así, que una vez un empleado de una organización asociada obtuvo una certificación de Cisco, y otro partner se precipitó en reclutarlo. Para ayudar a aumentar la oferta de talento, establecimos nuestro programa de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) , Cisco Networking Academy, en 1997. Inicialmente, el programa se ofreció en seis estados de EE. UU. Más de 20 años después, estamos ayudando a impulsar un futuro más inclusivo para todos, al asociarnos con educadores, gobiernos y empleadores, con el propósito de llevar la educación para las trayectorias laborales en demanda en áreas como redes, ciberseguridad e IoT a casi 11 millones acumulativos estudiantes (2.1 millones de estudiantes en el año fiscal 2019).

Una vez establecida en mi papel de administrar la RSC en todo el negocio y a medida que nuestros programas comenzaron a crecer, nos hicimos una pregunta importante: ¿Cómo sabremos si nuestros programas están escalando para ofrecer valor y resultando en un impacto profundo e inclusivo en todo el mundo? Para encender nuestra pasión colectiva e innovación en torno a esto, necesitábamos un objetivo audaz, que coincidiera con la necesidad. Por ello, en el año 2016, decidimos que no podíamos conformarnos con nada menos que impactar positivamente a mil millones de personas a través de nuestros programas exclusivos y subvenciones de impacto social al 2025. Al final del año fiscal 2019, nos complace compartir que hemos impactado positivamente a 469 millones de personas acumuladas en todo el mundo, lo que nos coloca en el 47% de nuestra meta.

Una manera significativa de avanzar en este objetivo es a través de nuestras inversiones iniciales en organizaciones sin fines de lucro, que utilizan soluciones basadas en tecnología para servir a poblaciones poco representadas y vulnerables. Opportunity International, por ejemplo, es un socio sin fines de lucro que ha tenido un impacto significativo en la creación de empleos y el empoderamiento de las mujeres, los agricultores y la juventud rural a través de productos financieros y capacitación. El objetivo de la organización era llegar a 20 millones de personas y crear 3 millones de empleos para 2020 y está orgulloso de haber alcanzado ese objetivo un año antes. Las inversiones de Cisco en organizaciones sin fines de lucro les permiten mejorar su funcionamiento, llegar a comunidades desatendidas y ayudar a las comunidades a prosperar.

Cisco también está invirtiendo en una nueva generación de emprendedores sociales que comparten nuestro compromiso de aprovechar la tecnología para resolver problemas económicos, sociales y ambientales. Desde 2016, hemos invertido más de US$1 millón para apoyar a los jóvenes emprendedores a través de desafíos de innovación, como nuestro Global Problem Solver Challenge, que reconoce a los estudiantes que usan tecnología para abordar estos problemas. Nuestro ganador del Gran Premio de 2019, Oorja, está desarrollando bombas de agua solares de pago por uso, para ayudar a los pequeños agricultores de la India a reducir sus gastos y aumentar sus ingresos. También nos asociamos con Global Citizen el año pasado para establecer el Global Citizen Prize: Cisco Youth Leadership Award, premiando a personas entre 18 y 30 años que han hecho una contribución significativa para acabar con la pobreza. El premio incluye un premio de $250,000. Con visibilidad, financiación y estímulo, ayudamos a los futuros líderes a cumplir su misión de generar un impacto positivo y desempeñar un papel en el aumento del acceso a soluciones tecnológicas nuevas e innovadoras que mejoren la vida de las personas.

Además de nuestro trabajo de impacto social, también tenemos un enfoque en toda la empresa para avanzar en el crecimiento ambientalmente sostenible. Cisco ha establecido propósitos ambientales desde 2006 y continúa estableciendo objetivos alineados con nuestros problemas más importantes: emisiones de energía y de Gas de efecto invernadero (GEI), así como productos y materiales de embalaje. En el año fiscal 2019, redujimos nuestras emisiones totales de GEI de Alcance 1 y 2 en todo el mundo en un 48% (línea de base del año fiscal 2007) y estamos en el 80% del camino para lograr nuestra meta del año fiscal 2011 (reducción del 60%). También estamos trabajando para reducir el uso de plástico en los diseños de nuestros productos y embalajes. En el año fiscal 2019, evitamos el uso de 456 toneladas métricas de plástico virgen, sentando las bases para que logremos nuestro objetivo de reducir el uso de plástico virgen en un 20% para el año fiscal 25. Nuestra intención general: operar un negocio sostenible que respete el medio ambiente.

Algunos pueden preguntarse ¿qué más ha cambiado en el campo de la RSC en los últimos 20 años? Hemos visto que la responsabilidad social ya no es un “placer”. Es algo que nuestros grupos de interés nos exigen. Atrás quedaron los días en los que se espera que las empresas se centren únicamente en generar ganancias para los accionistas: Ser impulsado por un propósito es cada vez más importante (e incluso puede impulsar las ganancias). Los inversores son cada vez más conscientes de esto y de los beneficios a largo plazo de implementar el cambio social en el modelo de negocio central.

También sabemos que los empleados quieren trabajar en compañías que tienen un impacto social positivo, y lo mismo los clientes quieren hacer negocios con ese tipo de compañías. Según la encuesta Deloitte Millennial Survey 2017, los millennials, que constituyen la mitad de la fuerza laboral, esperan mucho de la responsabilidad corporativa y son cada vez más sensibles a la forma en que las organizaciones abordan problemas como la desigualdad de ingresos, el hambre y el medio ambiente. Del mismo modo, Cone Communications descubrió que los consumidores estadounidenses tienen más probabilidades de tener una imagen positiva de una empresa (92%) cuando la empresa intenta impulsar el cambio social. Aquí en Cisco, vemos un aumento en el interés de nuestros propios clientes con consultas sobre CSR en aumento, particularmente en torno al impacto ambiental.

Todo esto es un buen augurio para Cisco, ya que tener un impacto positivo en las personas, la sociedad y el planeta ha sido una prioridad para nosotros durante mucho tiempo. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer y objetivos por alcanzar. A medida que nuestro mundo se interconecte cada vez más, enfrentaremos desafíos sociales y ambientales, ya sean existentes o nuevos, y que ninguna entidad puede resolver por sí sola. Las empresas, los gobiernos y las comunidades deberán trabajar aún más estrechamente para crear nuevos caminos de oportunidad para un futuro inclusivo. Lo que es particularmente emocionante es que esto brinda a las empresas la oportunidad, y la responsabilidad, de desempeñar un papel importante en los próximos años. Las empresas tienen acceso a recursos valiosos, como tecnología, experiencia y ecosistemas, que, junto con la compasión, pueden generar innovación significativa, mayor escala e impacto considerable. Depende de nosotros, colectivamente, y Cisco aprovecha la oportunidad de trabajar con nuestros partners para continuar entregando resultados positivos en los próximos años.

Para obtener más información sobre el progreso que estamos haciendo para impactar positivamente a las personas, la sociedad y el planeta, visite nuestra web de Responsabilidad Social Corporativa y le invitamos a leer nuestro reporte de RSC 2019.