Empleados: ¿Humanos o máquinas?

responsabilidad de la empresa y el empleado

Los cambios en el entorno social y tecnológico han hecho nuestras organizaciones más complejas y competitivas. La supervivencia en estas condiciones exige encontrar formas de estimular la creatividad y el potencial de la gente en todos los niveles.

Doctorado en Innovación y Responsabilidad Social

La empresa y el empleado

Los empleados muchas veces son olvidados o tratados como un objeto, la empresa debe preocuparse, no sólo por su desempeño en el trabajo, sino en el incremento del sentido de pertenencia, libertad creativa, salud y bienestar en general.

Los empleados deben saber que se espera de ellos, estar comunicados con sus superiores, tener las reglas claras y bajo que parámetros serán medidos. Precisamente porque no son máquinas que simplemente obedecen una orden se les debe proporcionar una atención especial.

Según Alejandro Melamed, director del Programa de Especialización Work Life Balance en doinGloba “La felicidad laboral y personal de los trabajadores depende de la humanización de las empresas para el trato directo con ellos. Para que un trabajador se sienta a gusto en su entorno influyen varios factores: un buen equipo de trabajo, el contexto laboral, el trato con los superiores, seguridad, continuidad en el tiempo, horarios flexibles y oportunidades de crecimiento.”

El empleado y su crecimiento personal

Una buena forma de desarrollar el talento humano es complementando su conocimiento, habilidades y aptitudes con la práctica; la suma de estos tres elementos los llevará al éxito.
Además reconocer el trabajo, el esfuerzo y la colaboración, es cuestión diaria, para mantenerse motivados. Al saber que están haciendo bien y que no, ayudará mucho a su desempeño. Por otro lado, brindarles las herramientas precisas para trabajar es fundamental.

“Estudios recientes aseguran que la falta de motivación por parte de los ejecutivos y directores, las bajas probabilidades de evolucionar en la empresa, un bajo salario y un mal ambiente laboral, pueden afectar la felicidad de los colaboradores, impactando de manera directa la productividad de las empresas y la calidad de sus productos.”