Los 10 empresarios más altruistas de México

896
carlos slim filantropia lideres sociales responsabilidad social

 

El altruismo privado es una actividad que deja una derrama económica a México de alrededor de 500 millones de pesos diarios, incluyendo sábados y domingos, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Maestría en Responsabilidad Social

Según el más reciente estudio sobre las instituciones sin fines de lucro, las organizaciones no lucrativas privadas o el tercer sector de la economía, tienen un producto interno bruto ampliado de 179 mil 612 millones de pesos, cifra equivalente a la de fabricación de autopartes y poco inferior a la de elaboración de pan y tortillas.

Si se analizan con cuidado las estadísticas del Inegi con relación a las instituciones sin fines de lucro, se puede observar que en momentos de crisis la derrama económica del altruismo disminuye. En la más nueva edición se reportó un descenso de 1.5% con respecto al año anterior.

Para este 2015 es aún difícil pronosticar cuál será el comportamiento de las organizaciones privadas no lucrativas y las fundaciones privadas que se dedican al altruismo. Sin embargo, a pesar de que podría haber un descenso motivado por los factores que inhiben el desarrollo de la economía, hay empresarios que no reducen su ayuda humanitaria.

De acuerdo con el Inegi, el número de personas que colaboraron como voluntarios en las instituciones privadas es 1 millón 228 mil, que representan 70.5% del personal total (remunerado y voluntario) que laboró en organismos no lucrativos privados.

En términos generales, el Producto Interno Bruto (PIB) de las instituciones no lucrativas (públicas y privadas) fue de 424 mil 181 millones de pesos (incluyendo la valoración económica del trabajo voluntario), lo que representó el 2.7% del PIB total del país.

¿Quiénes hacen posible el altruismo en México?

De acuerdo con el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), el universo de las fundaciones empresariales en México está compuesto por 131 organizaciones. De éstas, dos de cada tres se ubican entre las compañías más importantes del país en términos de facturación.

Mientras más grande es una empresa es más común que tenga fundación, dice el Cemefi, y añade: “sin embargo, esto no obsta que empresas pequeñas o medianas participen: el 36% de las fundaciones empresariales en México fueron creadas por organizaciones que no están dentro de las más grandes”.

El sector de negocios que más fundaciones ha creado es el de servicios financieros y seguros, con casi el doble de participación que el que ocupa el segundo lugar (bienes de consumo) y el triple que el que se encuentra en el tercero (medios y telecomunicaciones).

El estudio del Cemefi añade que alrededor del 60% de las fundaciones cuenta sólo con cinco o menos empleados en su plantilla laboral, y aunque la mayoría de ellos está en la nómina de la fundación, el 40% recibe su salario de la empresa. Además, cerca del 60% de las fundaciones cuenta con la colaboración de voluntarios externos.

El estudio realizado en 2013 indica que las fundaciones empresariales donaron 2, 697, 883, 963 pesos autorizados en el ejercicio fiscal 2012; sin embargo, esta cifra se refiere únicamente a donativos fiscales. En la realidad, según el Inegi, la derrama económica por altruismo es casi diez veces mayor a dicha cantidad.

Empresarios y fundaciones de México

De acuerdo con el directorio de Cemefi, existe más de un centenar de fundaciones con nombres de empresas, así como cientos de organismos no gubernamentales (ONG) o de la sociedad civil (OSC) que diariamente colaboran con su esfuerzo en labores altruistas.

Paralelamente, hay una docena de empresarios, políticos y hasta personajes del espectáculo o los deportes con fundaciones a su nombre o al de sus esposas(os), por lo que es difícil hacer un seguimiento puntual de hasta dónde los hombres de negocios, por sí solos, realizan labores filantrópicas.

Por eso, poder encontrar a los empresarios más altruistas de México es un proceso complejo, que sólo lo han realizado de manera intermitente el Centro Mexicano para la Filantropía, la Fundación para la Promoción del Altruismo y la Asociación de Profesionales en Procuración de Fondos.

Sin embargo, Mundo Ejecutivo se dio a la tarea de acudir a diversas fuentes para hacer un ranking de los 10 empresarios más altruistas del país. A través de cruces de datos e informaciones aisladas se pudo observar lo siguiente.

1. Carlos Slim Helú

El expresidente estadounidense Bill Clinton dijo: Carlos Slim es uno de los filántropos más importantes del mundo, de cuya actividad altruista la mayoría de la gente nunca ha oído hablar.

Además de una docena de fundaciones que dependen de sus empresas, mantiene a nivel casi personal organizaciones como la Fundación Carlos Slim, el Instituto Carlos Slim de la Salud, la Fundación del Centro Histórico y muchas más.

Enlistar aquí las alianzas, fundaciones y apoyos que otorga Carlos Slim a organismos de la sociedad civil sería imposible. Sin embargo, hay que señalar que su actividad altruista está en todos los sectores, desde salud y educación para los marginados hasta la inclusión digital, pasando por el apoyo a instituciones como la UNAM.

Ha sido reconocido en varias ocasiones como filántropo del año tanto a nivel nacional como internacional. Es sin duda el empresario mexicano con mayor trayectoria altruista de los años recientes; más de 100 organizaciones de la sociedad civil reciben sus fondos para apoyar a diversos grupos marginados en México. La Fundación Carlos Slim tiene un patrimonio de alrededor de 3,500 millones de dólares, y cotidianamente apoya a grupos vulnerables.

2. Manuel Arango

Es el presidente honorario del Centro Mexicano para la Filantropía. Fue, junto con sus hermanos, fundador de las tiendas Aurrerá, Superama, Vips y Suburbia. Desde hace casi tres décadas, se ha alejado de los negocios para convertirse en filántropo de tiempo completo.

Su labor altruista se refleja en organizaciones como la Fundación Mexicana para la Educación Ambiental, la Fundación Xochitla, la Fundación Octavio Paz, el Consejo Nacional Adopte una Obra de Arte, Compartir Fundación Social, el Consejo Consultivo del Agua, el Consejo Consultivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, el Consejo Nacional de Directores de la Cruz Roja Mexicana y el Consejo Rector de Transparencia Mexicana.

Algo que casi nadie sabe es que Arango fue producto, en 1971, del documental Centinelas del silencio, con el que obtuvo dos premios Oscar por la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood: Mejor cortometraje y Mejor cortometraje documental.

3. Alfredo Harp Helú

Harp Helú es uno de los pocos mexicanos que, en vida, tiene una fundación con su nombre, la cual se coordina con tres fundaciones vinculadas entre sí y que comparten misión, visión y fondo patrimonial.

En Oaxaca se le conoce como uno de los hombres que más ha hecho por la entidad en las últimas décadas, pues no sólo ha apoyado la restauración del Centro Histórico de la ciudad, sino que su labor filantrópica se aprecia también en algunos de los municipios más pobres de la entidad y, por ende, del país.

Además, es uno de los hombres altruistas que ha logrado conjuntar arte y deporte, ya que apoya tanto la excelencia artística como el deporte que lo apasiona, el béisbol. Actualmente, el patrimonio de la Fundación Alfredo Harp Helú es de 13 mil 259 millones de pesos, y ha entregado donaciones por más de 5 mil millones de pesos.

4. Miguel Alemán Velasco

Siendo hijo del expresidente Miguel Alemán Valdés, ha participado en la vida política, pero sus grandes logros han sido en el ámbito empresarial. Además de tener varias empresas de clase internacional, es presidente de la Cumbre de Negocios mexicana, que ha sido catalogada como la Davos de América Latina.

La Fundación Miguel Alemán cuenta, entre otras cosas, con un Programa de Salud, cuyo principal objetivo es fomentar el progreso de las ciencias médicas por medio de tres líneas de acción: a) El Premio Miguel Alemán, b) La Cátedra Miguel Alemán y c) el apoyo a proyectos.

Su labor filantrópica no sólo se enfoca en la salud, sino también en educación y turismo, pues año con año destina varios millones de pesos, por ejemplo, al estado de Guerrero.

Vale la pena aclarar que la mayoría de los proyectos altruistas de Miguel Alemán la inició cuando había muerto su padre, el expresidente Miguel Alemán Valdés.

5. Alejandro Ramírez Magaña

Cuando la Asociación de Procuradores de Fondo (AFP) celebró el XX Día del Altruismo, decidió hacer un reconocimiento público a Alejandro Ramírez Magaña, director general de la cadena cinematográfica Cinépolis, por su acciones a favor de la salud, la educación y el cine.

Sus iniciativas han impulsado reformas tanto en el sistema educativo como en la justicia mexicana.

Este empresario es reconocido por abrir las puertas del cine a lugares como Morelia, donde actualmente se lleva a cabo año con año un festival internacional.

Además, mediante diversas alianzas, ha sido uno de los empresarios que más ha promovido las operaciones de ojos para mejorar la vista de personas de escasos recursos.

Ramírez Magaña fue nombrado Caballero de la Orden de la Legión de Honor del gobierno francés por su actividad en favor del cine y sus acciones altruistas para que cada día más mexicanos puedan ver.

6. Antonio López Silanes

Para muchos mexicanos el nombre de Antonio López Silanes no es muy familiar, pero para miles de madres mexicanas con embarazos de alto riesgo, sí.

Se trata de un empresario farmacéutico, propietario de laboratorios Silanes, uno de los pocos que quedan en la capital nacional.

Este laboratorio es uno de los principales promotores de la Fundación Mexicana para la Salud. De manera conjunta, laboratorio y fundación fomentan la investigación farmacéutica nacional por medio de donaciones provenientes de instituciones como el IPN y la UNAM.

Quizá uno de los puntos más importantes de la labor altruista de López Silanes es que es presidente del Patronato del Instituto Nacional de Perinatología, una institución de excelencia en la atención de embarazos de alto riesgo. Asimismo, este empresario es fundador del Grupo de Estudios al Nacimiento, asociación civil dedicada a prevenir los defectos de nacimiento en México.

7. Alberto y Dolores Andrade

Aunque don Alberto y doña Dolores Andrade ya murieron, es importante mencionarlos como parte de los 10 empresarios más altruistas de México porque, a diferencia de muchas empresas que tienen fundaciones, ellos hicieron de su fundación una empresa que todos los días acompaña a millones de mexicanos.

Alberto y Dolores Andrade crearon en 1978 la fundación Alberto y Dolores Andrade (ADA) con fines filantrópicos. Al mismo tiempo le dieron vida —para hacer financieramente viable la fundación— a la Cremería Americana.

La empresa produce los insumos para más de dos de tres panes que se consumen en el país, así como millones de kilos de mantequilla, margarina, cremas y avío de panificación, lo que la convierte en líder de mercado en su ramo. Pero el legado de estos dos empresarios es muy concreto: la empresa pertenece a una fundación de beneficencia.

8. Juan Francisco Beckmann

Juan Francisco Beckmann Vidal, presidente de Tequila Cuervo, es uno de los empresarios a los que todavía muchos mexicanos les llaman “don”.

Entre los logros empresariales de este personaje se encuentra el formar la mayor empresa mexicana productora de tequila.

Sus logros altruistas son muchos, como haber contribuido enormemente a que la zona tequilera de México haya sido declarada patrimonio cultural, material e inmaterial, de México, con valores culturales y de identidad extraordinarios, por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Recientemente, Juan Francisco Beckmann destinó 800 millones de pesos a mejorar las condiciones naturales y culturales de Tequila, Jalisco (Pueblo Mágico), por lo que el gobierno de Jalisco lo considera uno de los empresarios más altruistas del país.

9. Frank Devlyn

Entre los promotores de la filantropía se menciona mucho el nombre de Frank Devlyn, un personaje que ha recibido diversas distinciones a nivel nacional e internacional y cabeza de las más de 400 ópticas Devlyn que hay en todo el mundo.

Es reconocido como un hombre que participa en todos los movimientos del llamado tercer sector de la economía. Es miembro del Salón del Empresario en México desde 2009, y su labor altruista lo hizo llegar a la presidencia mundial de los Rotarios.

Su labor en favor de los más necesitados es la que realiza a través de su Fundación, la cual apoya principalmente a niños que requieren lentes para mejorar su aprendizaje.

Por su labor altruista, ha sido reconocido como doctor Honoris Causa por la Universidad Hanyang de Seúl, Corea; con la Medalla de Honor al Mérito Empresarial, concedida por la Cámara de Comercio, y con más de una docena de preseas tanto en México como en el extranjero.

10. Lorenzo Servitje

Otro de los empresarios que recibe el trato de “don” es Lorenzo Servitje Sendra, fundador de Grupo Bimbo. Su labor en favor de la doctrina social cristiana, así como de la dignidad de personas e instituciones lo ha hecho merecedor de muchos reconocimientos nacionales e internacionales.

Fuera de los programas de Responsabilidad Social Empresarial de Grupo Bimbo, don Lorenzo ha tenido la motivación altruista para apoyar lo mismo a sus propios trabajadores que a los indígenas más marginados de la región mixteca del país.

Un ejemplo de su responsabilidad social es la enorme cantidad de micronegocios que venden “el pan de ayer” que ha creado alrededor de su marca, beneficiando a emprendedores y consumidores. Por ello, hace unas semanas recibió el doctorado Honoris Causa en Ciencia Filosófica, de la Universidad Pontificia de México.

Fuente: Mundo Ejecutivo