Los hijos, reflejo de los padres y su entorno

hijos reflejo de padres entorno

En los primero años se forman las capacidades y condiciones esenciales para la vida, la mayor parte del cerebro y sus conexiones. El amor y la estimulación intelectual brindadas en este tiempo, son factores fundamentales que permiten a los niños desarrollar la seguridad y autoestima necesarias.

Maestría en Responsabilidad Social

“Padres sin alma, son aquellos que niegan a sus hijos consejo, amor, ejemplo y esperanza.” Almafuerte, escritor argentino.

Desde que estamos dentro de el vientre de nuestra madre tenemos diversas sensaciones, la niñez es el período de la vida de los seres humanos que se inicia con el nacimiento y concluye en la adolescencia, según de los cero a los cinco años de edad es una etapa decisiva en el desarrollo de las capacidades físicas, intelectuales y emotivas de cada niño y es la etapa más vulnerable del crecimiento.

“En 1989, durante los trabajos de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), definía al niño de la siguiente manera: un niño es un ser humano que tiene pocos años, inexperto, irreflexivo.”

La parte más importante en la educación de los niños son los padres, el momento de ser padres llega, definitivamente, antes de estar preparados para serlo. Es por eso que día a día los padres enfrentan múltiples retos y la mejor manera de darle a nuestros hijos una buena calidad de vida es dándoles unos padres sanos. Sin embargo todas las demás personas que forman parte de el círculo de un niño son de suma importancia, Los niños son un recordatorio de que antes que nada, hay algunos asuntos pendientes que deben ser abordados si deseamos ser un verdadero ejemplo. Primero debemos ser consientes de nuestros defectos y trabajar con ellos para así causar un efecto bueno en ellos.

Una gran cantidad de los niños del mundo no llega a satisfacer sus necesidades elementales para dar lugar a una vida adulta adecuada, como consecuencia de deficiencias afectivas, nutricionales, sanitarias y de otra índole. Muchas veces nos olvidamos de que son esos niños quienes cuidarán de este mundo en un futuro, nuestra responsabilidad como sociedad es darles un buen ejemplo para su vida.