Mark Zuckerberg, ¿el filántropo de 2015?

mark zuckerberg priscilla chan donacion compania de responsabilidad limitada

Este año pasado Mark Zuckerberg y su esposa, Priscilla Chan, anunciaron que donarán el 99% de sus acciones en Facebook a acciones sociales. Este puede que sea el acto filantrópico del año 2015.

Maestría en Responsabilidad Social

La donación del dinero se realizó a una Compañía de Responsabilidad Limitada a la que se destinarán, a lo largo de 30 años, el 99% de las acciones en Facebook, lo que equivaldría a una fortuna de 45,000 millones de dólares.

Sin embargo, desde el anuncio de esta cesión de acciones fueron muchos los rumores y polémicas que invitaron a pensar que este acto había sido una estrategia para pagar menos impuestos, sobretodo en el hecho de que se eligiese una Compañía de Responsabilidad Limitada en vez de una fundación.

Pronto Zuckerberg se apresuró a matizar los rumores surgidos y afirmó que si se decidieron por este tipo de organización es para “seguir nuestra misión de financiar organizaciones sin fines de lucro, haciendo inversiones privadas y (poder) participar en los debates de política. En cada caso, con el objetivo de generar un impacto positivo en las zonas de gran necesidad”.

El cofundador de Facebook quiso subrayar que pagarán impuestos como el resto de ciudadanos: “Somos como cualquier otro, pagaremos los impuestos asociados a las plusvalías de la venta de acciones cuando se transfieran de nuestra propiedad a la empresa”.

Más allá de las dudas surgidas a raíz de este acto filántropico, lo cierto es que hasta la fecha el fundador de la conocida red social ha donado 1,600 millones de dólares en actos sin ánimo de lucro. Todas centradas en mejoras de la educación y la sanidad.

Este acto donativo del matrimonio Zuckerberg de quien si recibió un apoyo rotundo y una felicitación fue de otro gran filántropo y millonario. Bill Gates, el hombre más rico del mundo según Forbes, escribió en su red social “Tu decisión, tan profunda y generosa, hace que lo primero que me venga a la cabeza es un ¡Guau!. Max y todos los niños que nazcan hoy van a tener un mundo mejor que el nuestro”.

Fuente: Economía Hoy