Sustentabilidad social, equilibrio y armonía

sustentabilidad social equilibrio

La sustentabilidad social es un reto actual, ya que estamos acostumbrados a la pobreza, la violencia, la ignorancia.

Doctorado en Innovación y Responsabilidad Social

No puede haber sustentabilidad en una sociedad cuando la riqueza de un sector se logra a costa de la pobreza del otro, cuando hay un abuso de poder, racismo o cuando se explota la naturaleza.

¿Cuál es la importancia de la sustentabilidad social?

Cada vez es más difícil para el hombre encontrar un equilibrio en su estilo de vida, es decir entre: conservar los recursos, desarrollarse plenamente y organizarse en sociedad. Es por eso que a sustentabilidad social es la base de este equilibrio para llevar una vida mejor y en armonía.

La sustentabilidad social significa tomar una actitud socialmente responsable y dejarle a la siguiente generación un mundo estable. Se dice que la estrategia de supervivencia de la humanidad y del planeta es decisiva, para no entorpecer una serie de actividades que ya no pueden limitarse a aumentar únicamente la ganancia, por mucho que la ganancia sea la matriz productiva de este mismo sistema. Esto quiere decir que los seres humanos no debemos enfocarnos únicamente en el ámbito económico, sino fomentar la mejora de otros como el político o el cultural.

Condiciones básicas para llevar acabo la sustentabilidad social

  • Promover el ejercicio responsable de la libertad humana.
  • Adoptar valores que generen comportamientos armónicos con la naturaleza y entre los seres humanos.
  • Mantener un adecuado nivel de vida en la población.
  • Mantener niveles satisfactorios de educación, capacitación y concientización.
  • Garantizar una situación de equidad entre el hombre y la mujer.
  • Facilitar la creación y diversidad cultural.
  • Promover solidaridad entre personas y comunidades.
  • Garantizar espacios laborales dignos y estables.

Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor Company, gran visionario de la industria dijo: cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer. Con esto podemos analizar desde una sociedad que no debemos esperar para promover la sustentabilidad y luchar por mejorar el planeta, el tesoro que nos pertenece a todos.