UNICEF distribuye material escolar a niñez afectada por el Huracán Earl

unicef mexico huracan earl material escolar

UNICEF, con el apoyo de Cementos Cruz Azul y Laboratorios Liomont, ayuda para que cientos de niños y niñas de la sierra de Puebla regresen esta semana a clases después de que sus escuelas fueron afectadas y en algunos casos destruidas por el huracán “Earl”.

Maestría en Responsabilidad Social (presencial y en línea)

A principios de agosto el huracán “Earl”, degradado en tormenta tropical, impactó con fuerza los estados de Puebla y Veracruz en los que dejó un saldo de 48 personas fallecidas. En Puebla, 15 de las 29 personas que murieron eran menores de edad.

El inicio del ciclo escolar en los municipios más afectados tuvo que ser retrasado pues decenas de escuelas fueron inundadas y algunas de ellas sufrieron daños mayores.

En varias comunidades del estado el arranque del ciclo escolar tuvo que ser retrasado a causa de los destrozos de “Earl”. Esta semana cientos de estudiantes iniciaron clases, algunos de ellos en aulas móviles mientras sus escuelas son reparadas.

Para facilitar el pronto regreso a clases, que es fundamental en la recuperación psicosocial de los niños y niñas después de una emergencia, UNICEF en coordinación con la SEP Federal y la Secretaría de Educación del Estado de Puebla entregó 1,800 mochilas a niños y niñas de las escuelas y comunidades más afectadas. Cada mochila contiene útiles escolares básicos y un libro de lectura.

A los maestros se les entregó el folleto informativo “La Escuela después de una Emergencia” con información sobre cómo actuar en el ámbito escolar luego de una emergencia.

Autoridades educativas y UNICEF acompañaron la entrega de las mochilas en la junta auxiliar de Chicahuaxtla, municipio de Tlaola, ubicado en la sierra norte de Puebla.

Ahí la escuela fue destruida por un alud de piedras, árboles y tierra que provocaron las lluvias de “Earl”, de tal manera que los más de 700 estudiantes de preescolar y primaria reanudaron clases en aulas móviles, en tanto se construye una nueva escuela para ellos.

Los niños y niñas de esta comunidad se mostraron contentos de poder regresar a clases, sin embargo aún reflejan en sus ojos y en sus narraciones el miedo y el dolor por los daños y las muertes ocasionadas por el fenómeno meteorológico.

El apoyo llevado por UNICEF a la sierra norte de Puebla fue posible gracias a donativos de personas que contribuyen con nuestro trabajo en el país y que decidieron apoyar esta emergencia en particular; lo mismo que empresas como Cementos Cruz Azul y Laboratorios Liomont.